Página Inicial

Actividades preescolar
Actividades bebes 8 a 18 meses
Actividades Bebes de 0 a 8 meses
Actividades con niños de 18 a 36 meses
Actividades niños preescolar
Cuentos populares
Cuentos por autores: Ines Cuevas
¿Que son las Adivinanzas?
Adivinanzas sobre alimentos
Adivinanzas sobre animales

Desarrollo Físico
Actividad en niños de preescolar
Comparar a tu mi hijo con los demás
Desarrollo psicomotor
Importancia del movimiento en el preescolar
Mi hijo se desarrolla más lentamente
Niño con necesidad especiales

Educación
Como aprenden los niños de preescolar
Desarrolar el lenguaje
Importancia de la Educación Preescolar
Juego en la Educacion Preescolar
Preescolar en la Ley de Educacion
Seguridad para niños

Salud
Alergia a alimentos
Alergia en preescolar
Alimentacion en preescolar
Alimentos prebioticos
Asma : Cuando ir a urgencias
Necesidades nutricionales
Reflujo
Secciones
Buscador interno
Contacto
Politica Privacidad

Desarrollo Físico » Actividad en niños de preescolar

Actividad en niños de preescolar : de 0 a 36 meses

Meciéndose y Rodando Desde el nacimiento hasta los 12 meses

Desde el momento en que su bebé nace, se conecta con usted y comienza a aprender acerca del mundo a través de su cuerpo y de sus movimientos. Cuando es un recién nacido, volteará su cabeza cuando escuche su voz. A los cuatro meses, querrá tocarlo y tomarlo todo para explorar y aprender cómo funcionan los objetos. Asimismo, le ?hablará? con su cuerpo, moviéndose mucho, arqueándose y estirando las manos. Por ejemplo, agitará sus brazos y piernas para expresarle que quiere que siga cantándole.

Para cuando cumpla su primer año, su bebé habrá aprendido a rodar, a sentarse, a gatear, a pararse, a moverse por todas partes sosteniéndose de distintos objetos y, tal vez, hasta haya empezado a caminar. Al experimentar con el movimiento de su cuerpo, fortalecerá sus músculos. Sus nuevas habilidades físicas también le permitirán dominar conceptos importantes como el de causa y efecto. ?Si sacudo este sonajero, hará un ruido.? ?Si me sostengo sobre mis manos y mis rodillas, podré gatear hasta donde está la abuela.? Observar a su hijo sirve para aprender qué tipos de movimientos le agradan y descubrir cómo puede favorecer usted, de la mejor manera posible, su desarrollo a través del movimiento.

Su Preguntas

PREGUNTA: Mi bebé de diez meses es como una pequeña estatua sentada. Es el único niño en la guardería infantil que no va de aquí para allá. Sólo le gusta sentarse y observar. ¿Cómo puedo hacer para que se mueva más?

RESPUESTA: Los niveles de actividad varían mucho de un niño pequeño a otro. Algunos gatean y caminan temprano; otros lo hacen mucho después, prefiriendo explorar con los ojos y las manos en lugar de hacerlo con el cuerpo. Es importante entender y respetar la habilidad y el interés de su hijo en el movimiento. La clave para hacer que su hijo disfrute de moverse es hacerle realizar actividades más orientadas a la acción y conectar esas actividades con algo de lo que ya disfruta. Por ejemplo, si le gusta mirar libros, léale libros que alienten el movimiento.

Puede fingir moverse como un perro o nadar como un pato. Póngase en el suelo con su hijo; querrá moverse si eso significa que puede jugar con usted y estar cerca de usted. Coloque uno de sus juguetes favoritos en el otro extremo de la habitación y juegue una ?carrera? para ver quién llega hasta él primero. Si sigue preocupada acerca de la habilidad de su niño para moverse, consulte a su doctor.

Actividades de movimiento para usted y su bebé

Hora de acostarse sobre la barriguita: pasar algún tiempo acostado sobre su barriguita ayuda a su bebé a desarrollar la coordinación entre la parte superior y la parte inferior del cuerpo. Esto favorece el desarrollo muscular y motor. Acuéstese cara a cara con su bebé y juegue a esconderse, haciendo fuerza con las manos contra el suelo al tiempo que levanta la cabeza. Puede sostener el pecho de su bebé para animarlo a hacer fuerza para elevarse él también. A medida que vaya sintiéndose más cómodo sobre su barriguita, comenzará a disfrutar de jugar con juguetes en esta posición.

Siga al líder: observe la atención que presta su bebé a los sonidos que emite él mismo y cómo se mueve al escucharlos. Utilice la cabeza, las manos o la voz para seguir los movimientos de su bebé. Hágalo más rápido y más despacio, muévase de manera más enérgica o más suave, igual que él. A los bebés les encanta que los imiten. Los hace sentir importantes.

Bailen juntos: ponga distintos tipos de música y muévase al ritmo de la música con el bebé en sus brazos. Vaya haciendo distintas cosas, acompañando el temperamento y el ritmo de la música. A muchos bebés les gusta que los levanten del suelo y los suban muy alto. También les gusta balancearse, rodar, rebotar, aplaudir, estirarse, bailar al ritmo de un vals, deslizarse o girar.

Bailen en grupo: reúna a un grupo de amigos y hagan una ronda. Con los bebés en los brazos, caminen hacia el centro y hacia afuera, galopen hacia un lado y hacia el otro. Terminen balanceando con suavidad y bien alto a los bebés para que puedan verse unos a otros. A los bebés les encanta ver las expresiones de la cara de otros niños y disfrutan con sus grititos cuando están todos juntos.

Preparados, Listos, ¡Ya! Desde los 12 hasta los 24 meses

El sentido de independencia y la confianza en sí mismos de los niños pequeños aumenta a medida que pasan de poder mantenerse parados a ser capaces de caminar y correr. Cuanto más se mueven, más aprenden.

Observar lo que hace su hijo pequeño le ayudará a saber qué está descubriendo. Aprende acerca de tamaños y formas al ver que puede entrar en una caja de cartón, pero no en otra. Aprende acerca de arriba y abajo en el columpio. El movimiento ayuda a que florezca la imaginación de los niños pequeños. Al imitar actividades que ven realizar a su alrededor, los niños pequeños amplían su conocimiento del mundo. Por ejemplo, van marchando y golpeando un tambor como los músicos en un desfile.

Los niños pequeños también usan el cuerpo como instrumento para comunicarse y relacionarse con usted. Comienzan con gestos simples, como el de señalar. Cuando tienen entre 15 y 18 meses, sus movimientos ya son más complejos. Por ejemplo, su hijo puede tomarle la mano, caminar con usted hasta la sala y señalar el librero donde está su libro favorito. Para cuando tenga 24 meses, será un gran comunicador, aprendiendo muchas nuevas palabras y frases para agregar a sus gestos. Cuando se une a las aventuras de su niño pequeño y entabla con él animadas conversaciones, está construyendo un fuerte vínculo con él y nutriendo su autoestima.

Su Preguntas



PREGUNTA: Mi hija recien empieza a andar y le gusta estar en constante movimento. Yo, por el contrario, prefiero las actividades ?tranquilas?, como leer y realizar proyectos artísticos. ¿Qué puedo hacer para que ambas estemos satisfechas?

RESPUESTA: Ya ha dado el primer paso y el más importante, que es reconocer y comprender que ni su forma de ser ni la de su bebé son correctas o incorrectas, sino diferentes. Hay varias cosas que puede hacer para respetar ambos estilos. Apóyela en lo que prefiera hacer, por ejemplo, bajándola de la silla alta cuando haya terminado de comer. Cree un lugar seguro en la casa donde no tenga que correr tras ella constantemente. Invite a otros niños pequeños a su casa para jugar.

También puede participar en el juego de su hija sin ser tan activa usted misma. Marque un ritmo con las palmas mientras ella corre por el patio o el jardín. Haga una capa con una sábana vieja y píntenla juntas con distintos colores. Luego, póngasela y mírela dar brincos como un caballo volador, mover las alas como una princesa mariposa o saltar de un lado a otro como una súper heroína.

Actividades de movimiento para usted y su pequeño hijo

Muevase y baile: aliente a su hijo a usar el cuerpo para moverse libremente al son de cualquier tipo de musica. Observe como se mueve el nino y que tipos de musica prefiere. Los ninos de esta edad por lo general no cambian sus movimientos para acompanar la musica, sino que responden a su propio ritmo interno.

Describa las acciones de su hijo: describa los detalles de lo que hace su hijo al bailar con la musica. "Mira como bailas al ritmo de la musica. Veo como mueves la cabeza hacia arriba y hacia abajo al bailar." Esto no solo lo ayuda a aprender nuevas palabras, sino que tambien le infunde un sentido de orgullo al ver que sus acciones no pasan desapercibidas.

Prepare una pista de obstaculos: prepare una pista que aliente a su hijo a usar una variedad de habilidades. Coloque cajas a traves de las cuales deba gatear, almohadas sobre las que tenga que trepar y bloques para rodear corriendo. Los ninos pequenos disfrutan de usar el cuerpo de distintas maneras. Ubiquese cerca de la pista o parcialmente escondida en ella para agregar un elemento de sorpresa y diversion. Recorrer la pista una y otra vez tambien ayudara a su hijo a aprender a organizar sus acciones para alcanzar un objetivo.

Jueguen con los dedos: las canciones del tipo de Q ue linda Manita y Tortillitas pueden ayudar a desarrollar el uso de los dedos y de las manos (habilidades de motricidad fina). Estas habilidades lo ayudaran a aprender a escribir, a abotonarse la camisa o a amarrarse los cordones de las zapatos cuando crezca.

¡Mírame Ahora! Desde los 24 hasta los 36 meses

Entre la edad de dos y tres años, los niños comienzan a adquirir cada vez más control sobre su cuerpo. Trepar, columpiarse, gatear, dar vueltas, y saltar son fuentes inagotables de diversión que pueden ayudar a los niños a desarrollar cuerpos fuertes y a entender qué es lo que pueden hacer poniendo el cuerpo a trabajar. A través de sus exploraciones, continúan aprendiendo todo tipo de conceptos: arriba y abajo , dentro y fuera , sobre y debajo .

El juego del niño que recién empieza a andar está colmado de complejas historias. Los niños pequeños incluyen en su juego a amigos reales e imaginarios, transforman objetos comunes en tesoros de fantasía y representan escenas familiares. Dos almohadas apoyadas una contra la otra pueden formar un puente triangular para empujar el tren de juguete y hacer que suba a él y pase por encima y por debajo en su camino a la estación. Al representar estos cuentos con sus amigos y adultos preferidos, los niños de dos años desarrollan nuevas ideas y aprenden cómo funciona el mundo. Al agregar sus propios detalles imaginativos, nos muestran qué disfrutan acerca de su mundo. A esta edad, las actividades deberían permitirles a los niños tener experiencias que aprovechen su curiosidad natural y fomenten su autoexpresión creativa.

Su Preguntas

PREGUNTA: Mi hija siempre ha sido muy activa físicamente, pero desde que cumplió los dos años parece estar más agresiva. A veces, empuja y golpea a otros niños en el parque de juegos. ¿Qué puedo hacer?

RESPUESTA: Ésta es una cuestión difícil para muchos padres de niños de dos años. Es importante recordar que aún es más probable que los niños pequeños de más edad usen las acciones, en lugar de las palabras, para expresar sus sentimientos. Es posible que su hija sepa qué quiere, pero que no conozca las palabras para decirlo. O bien puede ocurrir que sí tenga las palabras, pero que todavía no sea capaz de explicar sus sentimientos. Las acciones agresivas, como morder y golpear, pueden estar expresando su frustración.

Puede ayudar a su hija creando lugares seguros para el juego físico y para expresar de otra manera esos sentimientos fuertes. Enséñele las palabras necesarias para expresarlos. "¡Estás enojada! Pégale a la almohada no al niño." Recuerde que los niños repiten los comportamientos para comprobar los resultados. Su respuesta consistente la ayudará a aprender qué es lo que no se permite y qué es lo que está bien.

Actividades de movimiento para usted y su hijo pequeño de más edad

Llevame al parque de juegos: el parque de juegos es una rica oportunidad de aprendizaje para los ninos. En el arenero, ofrezcale a su hijo baldes y palas de distintos tamanos para ayudarlo a practicar el uso de los dedos y las manos. Gatear a traves de tuneles le ensenara acerca de los conceptos de dentro y fuera. Aprendera acerca de arriba y abajo en el tobogan. Jueguen con pelotas de diversos tamanos. Decidan juntos cuales son las mejores para patear, para lanzar, para atrapar y para rodar sobre ellas.

Sigamos un plan: juegue con su pequeno de dos anos a un juego en el que el tenga que planificar una serie de acciones para cumplir un objetivo. Por ejemplo, "Puedes encontrar tus zapatos azules?" Tiene que ir a su cuarto, abrir la puerta del closet, encontrar los zapatos y regresar. Esto lo ayudara a aprender como poner sus ideas en accion, lo que tambien aumentara su confianza en si mismo.

Representemos historias: representen distintas historias usando movimiento y baile. Entre los temas adecuados estan las historias de animales, los desfiles de bandas y los instrumentos, las actividades de la vida diaria como dar un paseo caminando o limpiar la casa, los hechos de la naturaleza (como el viento y la lluvia, por ejemplo) y las imagenes de fantasia, como las hadas y los super heroes. Una vez que la historia este elegida y terminada, elija musica que se adapte al tema y haga que su nino cree su propio baile. Observe que partes de la historia recuerda mejor y le gustan mas.

Nombremos ese movimiento: marque con las palmas el ritmo del nombre de su hijo al tiempo que le canta !hola! Despues, haga que baile mientras usted canta su nombre, siguiendo el fluir de los sonidos, o zapatee diciendo su nombre al tiempo que marca el ritmo con las palmas.