Página Inicial

Actividades preescolar
Actividades bebes 8 a 18 meses
Actividades Bebes de 0 a 8 meses
Actividades con niños de 18 a 36 meses
Actividades niños preescolar
Cuentos populares
Cuentos por autores: Ines Cuevas
¿Que son las Adivinanzas?
Adivinanzas sobre alimentos
Adivinanzas sobre animales

Desarrollo Físico
Actividad en niños de preescolar
Comparar a tu mi hijo con los demás
Desarrollo psicomotor
Importancia del movimiento en el preescolar
Mi hijo se desarrolla más lentamente
Niño con necesidad especiales

Educación
Como aprenden los niños de preescolar
Desarrolar el lenguaje
Importancia de la Educación Preescolar
Juego en la Educacion Preescolar
Preescolar en la Ley de Educacion
Seguridad para niños

Salud
Alergia a alimentos
Alergia en preescolar
Alimentacion en preescolar
Alimentos prebioticos
Asma : Cuando ir a urgencias
Necesidades nutricionales
Reflujo
Secciones
Buscador interno
Contacto
Politica Privacidad

Actividades preescolar » Actividades Bebes de 0 a 8 meses

Comencemos a Conocernos:

Actividades para los Bebés Pequeños

(Desde el Nacimiento Hasta los 8 Meses)

¿QUÉ HACEN LOS BEBÉS PEQUEÑOS?
  • Lloran, hacen otros ruidos y se mueven.
  • Escuchan las voces y los sonidos a su alrededor y responden a ellos.
  • Hacen gorgoritos y gorjeos o ruiditos, se ríen y balbucean cuando están solos y cuando están acompañados.
  • Les gusta oír cuentos.
  • Se sonríen cuando alguien les sonríe.
  • Responden cuando alguien les dice su nombre.
  • Esperan su turno cuando alguien canta y juega con ellos.
  • Agarran los objetos con los dedos y el pulgar.
  • Se pasan un objeto de una mano a la otra.

CÓMO APRENDEN LOS BEBÉS PEQUEÑOS?

Lupita está en la bañera y salpica el agua con ambas manos. Su padre se sienta en el suelo al lado de la bañera para vigilarla. "Lupita, Lupita" dice él y agarra una toallita para lavarle el cuerpo. "¿Quieres jugar nuestro juego especial?"

Lupita lo mira y ve la cara sonriente de su padre. Ella le sonríe y se ríe. Él le dice "¿quieres jugar a te veo (peek-a-boo)?" y se tapa la cara con la toallita. Lupita alza las manos y le toca la cabeza. El padre dice, "Te veo, Lupita, no te veo". Se destapa los ojos. Lupita chilla encantada. Él se tapa los ojos nuevamente y dice, "Lupita, todavía no te veo".

El padre de Lupita le ofrece la toallita y le dice, "Ahora te toca a tí, Lupita". Ella agarra la toallita y se tapa la cara. El padre dice, "¿Donde está Lupita?"

Lupita deja caer la toallita en el agua y salpica con las manos. Ella le balbucea al padre "Papapapa". El dice, "creo que estás diciendo que estás cansada de jugar a te veo. Juguemos con tus esponjas".


Como muchos otros bebés pequeños,
Lupita está aprendiendo el idioma:
  • Ella sabe que es divertido hablar con otras personas.
  • Cuando el padre la llama, Lupita lo mira.
  • Ella le sonríe al padre cuando él le sonríe a ella.
El padre de Lupita le ayuda a aprender el idioma:
  • Le habla a ella durante las actividades cotidianas -- a la hora del baño.
  • A la niña le repite su nombre para que ella aprenda a reconocerlo.
  • Se turna con ella cuando juegan y le anima a turnarse.
  • Responde a los balbuceos de la niña como si los entendiera.

ACTIVIDADES E IDEAS PARA LOS BEBÉS PEQUEÑOS

EDAD


BEBÉS PEQUEÑOS:
Desde el Nacimiento Hasta los Ocho Meses

ACTIVIDADES


Escuchar y Hablar

A los bebés pequeños les gusta estar con la gente.

  • Ofrézcale atención individual varias veces al día a cada bebé. Comuníquele a cada bebé que su compañía le es grata y especial.
  • Aprenda a reconocer el sentido de los gestos del bebé y de sus lloriqueos especiales. Organice el día para que pueda usted responder cuando los bebés lloran para brindarles lo que precisan--un pañal limpio, un abrazo, un biberón tibio.
  • Enséñele a esperar su turno, así como lo hará cuando sea mayor y empiece a hablar con otras personas. Responda a sus ruidos y a sus actos con sonrisas, ruidos o con el movimiento de una muñeca. Juegue juegos sencillos con el bebé, como por ejemplo al juego de te veo, y cántele canciones. Al principio usted tomará el turno con más frecuencia que él bebé. A medida que el bebé crece tomará más turnos, haciendo ruidos alegres y moviendo el cuerpo.
Cómo ayudar a la familia:

Tenga en cuenta que usted y la familia trabajan juntos para ayudarle al bebé a desarrollarse y a aprender. Mantenga a la familia informada sobre las actividades del bebé en la guardería infantil.

Los bebés pequeños hacen gorgoritos y balbucean cuando están solos y cuando están con otras personas.

  • Cántele, hágale gorgoritos, balbucéele, sonríale y ríase con el bebé cuando le cambie el pañal, a la hora de la comida y del juego. Indíquele que usted se da cuenta de sus gorgoritos y sus balbuceos. Responda a los ruidos y a los actos del bebé. "Carlos, me tocaste la nariz. Ahora te voy a tocar la tuya".
  • Haga ruidos que le agraden al bebé--háblele, cántele y ríase con él. Cántele y recítele sus propias canciones y rimas preferidas y designe una canción especial o una rima para cada bebé.
  • Pídale a la familia que le enseñen las rimas y los juegos tradicionales favoritos del bebé en casa. Aprenda algunas palabras importantes en el idioma que se hable en la casa del bebé para que usted pueda consolarlo tal como se lo hacen en casa.

Los bebés pequeños escuchan los sonidos y las voces que los rodean.

  • Señale los sonidos que el bebé escucha dentro y fuera de la guardería. "Inés hizo ese ruido cuando golpeó las dos cucharas". "Acaba de pasar un tren".
  • Escuche diferentes tipos de música y muévase con los bebés, al ritmo de la música. Muévase suavemente, dé vueltas. Muévale los brazos y las piernas al bebé, o aplaudan juntos. Háblele de lo que están haciendo.
  • Use el nombre del bebé cuando le hable para que aprenda a reconocerlo y responder a él. "Buenos días, Pedro".
  • Déle instrucciones sencillas al bebé con palabras, gestos y cambios de expresión facial. Por ejemplo, la cuidadora se sonríe y estira la mano cuando dice "Teresa, dame el biberón, por favor". Cuando Teresa le da el biberón a la cuidadora, ésta lo recibe y dice, "gracias, Teresa, ahora, guardemos el biberón".

La Lectura

A los bebés pequeños les complace encontrarse cerca de sus personas favoritas, como por ejemplo, el cuidador.

  • Utilice los libros en las actividades individuales de cada bebé. A la hora de la lectura siente al bebé en el regazo. Aunque no entienda precisamente lo que usted le está diciendo, al bebé le encanta estar cerca de usted y escuchar su voz. Con el tiempo, el bebé asociará estos sentimientos gratos con los libros y la lectura.
  • A la hora de leer, responda a los deseos del bebé. A veces ellos agarran una tela o un libro de plástico y se lo llevan a la boca. Así descubren los libros. No se olvide de lavar el libro más tarde para no transmitir los microbios de un bebé a otro. Si el bebé se pone inquieto, interrumpa la lectura. El niño le está indicando que es hora de cambiar de actividad.
  • Señale las ilustraciones del libro y nómbrelas. Anime al bebé a señalar las ilustraciones. "Jaime, muéstrame la pelota. Muy bien. Esa es la pelota." Permítale al bebé pasar la hoja.

Cómo ayudar a la familia:

Anime a la familia a leerle al bebé en casa. Cuéntele lo que el bebé dice y hace cuando usted le lee en la guardería infantil. Explíquele a la familia que cuando al bebé se le lee con frecuencia, él aprende a gustar de la lectura. La lectura le recuerda al niño los momentos gratos que tuvo hojeando libros bajo el cuidado cálido de un adulto.

Los bebés pequeños pueden hojear los libros por su propia cuenta.

  • Mantenga los libros con los otros juguetes, al alcance del bebé. Por ejemplo, ponga algunos libros en la frazada o en la alfombra donde juega el bebé.
  • Busque libros que tengan ilustraciones sencillas de colores alegres con fondos de un solo color. Los libros de tela y de plástico son útiles, puesto que pueden lavarse. Los libros de cartulina son buenos para el bebé que esté aprendiendo a pasar las hojas.
  • Prepare un juego de tarjetas ilustradas. Busque ilustraciones sencillas de objetos conocidos en las revistas y en los catálogos. Por ejemplo, un cachorro, un zapato tenis o una flor. Pegue cada ilustración sobre una cartulina y cúbrala con papel adhesivo transparente. Mantenga las ilustraciones en un recipiente abierto, por ejemplo un recipiente de plástico para platos. Siéntese con el bebé y háblele sobre la ilustración.

Desarrollo Muscular en Preparación para la Escritura

Los bebés pequeños se valen de las manos, los dedos y los sentidos para aprender.

  • Ofrézcale diferentes juguetes que no le causen peligro para que el bebé pueda agarrarlos, agitarlos, empujarlos, jalarlos, levantarlos y golpearlos. El bebé tiende a llevarse los objetos a la boca. Procure que los juguetes y los materiales de juego sean lavables y suficientemente grandes para que el bebé no pueda tragárselos.
  • Al bebé le gustan los artículos caseros al igual que los juguetes lujosos. El bebé puede jugar con las tazas de medir y tocar diferentes tipos de telas con texturas diversas. Usted puede hablarle de la sensación que le produce cada textura.
  • El bebé se divierte también con los juguetes sencillos de fabricación casera. Haga pelotas de tela y títeres de calcetín que el bebé pueda agarrar y llevarse a la boca.
Cómo ayudar a la familia:

Enséñele a la familia cómo fabricar juguetes de elaboración casera para el bebé que no sean peligrosos. Por ejemplo, pueden hacer títeres de calcetín, móviles o una frazada que tenga una textura especial.

El bebé pequeño está aprendiendo a valerse por sí mismo.

  • Permítale acariciar, tocar y luego agarrar su propio biberón mientras que usted lo tiene en los brazos. El bebé puede agarrar el pañal, quitarse las medias y levantar los brazos cuando usted lo desviste.
  • Manifieste su agrado cuando el bebé desarrolle suficiente coordinación del ojo con la mano para estirar la mano y agarrar un objeto. "Irmita, mira el móvil. Lo moviste. ¿Puedes moverlo otra vez?"
  • Manténgase al tanto de las destrezas nuevas de cada bebé para saber cuándo efectuar cambios para la mayor seguridad del niño. Por ejemplo, cuando el bebé pueda agarrar y jalar el móvil que se encuentra encima de la mesa donde se le cambia el pañal, tendrá que elevarlo y ofrecerle al bebé juguetes nuevos que no sean peligrosos.