Página Inicial

Actividades preescolar
Actividades bebes 8 a 18 meses
Actividades Bebes de 0 a 8 meses
Actividades con niños de 18 a 36 meses
Actividades niños preescolar
Cuentos populares
Cuentos por autores: Ines Cuevas
¿Que son las Adivinanzas?
Adivinanzas sobre alimentos
Adivinanzas sobre animales

Desarrollo Físico
Actividad en niños de preescolar
Comparar a tu mi hijo con los demás
Desarrollo psicomotor
Importancia del movimiento en el preescolar
Mi hijo se desarrolla más lentamente
Niño con necesidad especiales

Educación
Como aprenden los niños de preescolar
Desarrolar el lenguaje
Importancia de la Educación Preescolar
Juego en la Educacion Preescolar
Preescolar en la Ley de Educacion
Seguridad para niños

Salud
Alergia a alimentos
Alergia en preescolar
Alimentacion en preescolar
Alimentos prebioticos
Asma : Cuando ir a urgencias
Necesidades nutricionales
Reflujo
Secciones
Buscador interno
Contacto
Politica Privacidad

Actividades preescolar » Adivinanzas sobre alimentos

Las soluciones están escritas con tinta invisible al pie de cada adivinanza. Para poder verlas tienes que pasar el ratón con el botón izquierdo apretado. Pero antes de leer la respuesta... ¡piensa un poco!


Negra por dentro,
negra por fuera,
es mi corazón
negra madera.
(La aceituna)
Blanquilla es mi nombre
y endulzo la vida al hombre.
(El azúcar)
En verdes ramas nací,
en molino me estrujaron,
en un pozo me metí,
y del pozo me sacaron
a la cocina a freír.
(El aceite)

De verde me volví negra
y me molieron con tino,
hasta que al final del todo,
de mí hicieron oro fino.
(La aceituna)



Blanco soy como la nieve,
me sacan de una caña,
y aunque soy del otro mundo,
ahora ya nazco en España.
(El azúcar)

Blanca fue mi niñez,
morada mi mocedad,
negra y prieta mi vejez,
adivina qué será.
(El café)

Con el dinero lo compro,
con los dedos lo deslío,
por la cara me lo como.
(El caramelo)
Somos blancos, larguiruchos,
nos fríen en las verbenas,
y dorados, calentitos,
nos comen nenes y nenas.
(Los churros)

Blanca soy
y, como dice mi vecina,
útil siempre soy
en la cocina.
(La harina)
Fríos, muy fríos estamos
y con nuestros sabores
a los niños animamos.
(Los helados)

Vengo de padres cantores
aunque yo no soy cantor,
traigo los hábitos blancos
y amarillo el corazón.
(El huevo)
Una cajita chiquita,
blanca como la cal:
todos la saben abrir,
nadie la sabe cerrar.
(El huevo)

Blanco es,
la gallina lo pone,
con aceite se fríe
y con pan se come.
(El huevo)
De bello he de presumir:
soy blanco como la cal,
todos me saben abrir,
nadie me sabe cerrar.
(El huevo)

Mi madre es tartamuda,
mi padre es "cantaor",
tengo blanco mi vestido,
amarillo el corazón.
(El huevo)
Estando sano me cortan,
sin ser enfermo me curan
y en lonchas o pedacitos,
dicen que estoy exquisito.
(El jamón)

¿Qué se corta sin tijeras
y aunque a veces sube y sube
nunca usa la escalera?
(La leche)
Agrio es su sabor,
bastante dura su piel
y si lo quieres tomar
tienes que estrujarlo bien.
(El limón)

Yo soy el diminutivo
de una fruta muy hermosa,
tengo virtud provechosa,
en el campo siempre vivo
y mi cabeza es vistosa.
(La manzanilla)
¿Qué alimento ése será
que suelen llevar en un cesto
y dicen que está más fresco
cuanto más caliente está?
(El pan)

Cuanto más caliente,
más fresco y crujiente.
(El pan)
De leche me hacen
de ovejas y cabras que pacen.
(El queso)

Se hace con leche de vaca,
de oveja y de cabra
y sabe a beso
¿Qué es eso?
(El queso)

Quiere leche
y no es lechera
¿Qué será?
(La quesera)
La mujer del quesero,
¿qué será?
(La quesera)

Y la casa del quesero,
¿qué sería?
(La quesería)
Te digo y te repito
que si no lo adivinas
no vales un pito.
(El té)

Te lo digo y te repito
y te lo debo avisar,
que por más que te lo diga
no lo vas a adivinar.
(El té)
En la mejor ocasión
al lado del mazapán y
a la espera del champán.
(El turrón)

Soy el jugo de la uva, de la copa el contenido,
de la mesa el gran señor,
de todos apetecido.
(El vino)
Soy blanco, soy tinto,
de color todo lo pinto,
estoy en la buena mesa
y me subo a la cabeza.
(El vino)
De claro como el agua
al rojo oscuro,
salud y alegres fiestas
os procuro.
(El vino)


Tengo cabeza redonda,
sin nariz, ojos ni frente,
y mi cuerpo se compone
tan sólo de blancos dientes.
(El ajo)
Hilillos como cabellos
finitos y rojos son,
se echan en la paella
y le dan muy buen color.
(El azafrán)

Un palo muy triturado,
para que la gente le eche,
al blancuzco arroz con leche
o al riquísimo helado.
(La canela)

Es delgada y muy picante.
¡aciértalo cuanto antes!
(La guindilla)
Negra y minúscula bola
que la boca te atormenta
aunque muerdas una sola.
(La pimienta)

Junto a la jara y el tomillo
en el monte me arrodillo.
(El romero)
Blanquita soy,
hija del mar;
en tu bautizo,
tuve que estar.
(La sal)

El agua la da,
el sol la cría
y si el agua le da
le quita la vida.
(La sal)
En el agua se hace
y en ella se deshace.
(La sal)


Agua pasa por mi casa,
cate por mi corazón.
El que no lo adivinara,
será un burro cabezón.
(El aguacate)
Ave soy, pero no vuelo;
mi nombre es cosa muy llana:
soy una simple serrana,
hija de un hijo del suelo.
(La avellana)

Ave me llaman a veces
y es llana mi condición.
(La avellana)
Soy ave y soy llana,
pero no tengo pico ni alas.
(La avellana)

Ave y no vuela,
llana y es curva.
Quien no adivine ésta,
no adivinará ninguna.
(La avellana)
Son de color chocolate,
se ablandan con el calor
y si se meten al horno
explotan con gran furor.
(Las castañas)

Tengo duro cascarón,
pulpa blanca
y líquido dulce en mi interior.
(El coco)
Agrio es su sabor,
bastante dura su piel
y si lo quieres tomar
tendrás que estrujarlo bien.
(El limón)

Somos verdes y amarillas,
también somos coloradas,
es famosa nuestra tarta
y también puedes comernos
sin que estemos cocinadas.
(Las manzanas)
A esta fruta se le culpa
y fue cosa del demonio,
pues comieron de su pulpa
los del primer matrimonio.
(La manzana)

Amarillo por fuera
amarillo por dentro
y con un corazón en el centro.
(El melocotón)
Ni espero que me lo aciertes
ni espero que me bendigas
y, con un poco de suerte,
espero que me lo digas.
(El níspero)

Es como algunas cabezas
y lleva dentro un cerebro
si la divido en dos piezas
y la como, lo celebro.
(La nuez)

Arca, monarca,
llena de placer;
ningún carpintero
te ha sabido hacer.
(La nuez)
Del nogal vengo
y en el cuello del hombre me cuelgo.
(La nuez)

Una vieja arrugadita
que de joven daba vino
y ahora es una frutita.
(La pasa)
Una señorita muy arrugadita
con un palito atrás,
pasa tonto, que lo acertarás.
(La pasa)

Blanca por dentro, verde por fuera.
Si quieres que te lo diga espera.
(La pera)
Campanita, campanera,
blanca por dentro,
verde por fuera,
si no lo adivinas,
piensa y espera.
(La pera)

Oro parece,
plata no es,
el que no lo sepa
un tonto es.
(El plátano)
Es santa y no bautizada,
y trae consigo el día,
gorda es y colorada
y tiene la sangre fría.
(La sandía)

A mi me tratan de santa
y traigo conmigo el día,
soy redonda y encarnada
y tengo la sangre fría.
(La sandía)
A veces blanquita,
a veces negrita
y siempre bolita.
(La uva)

Soy redonda como el mundo
al morir me despedazan,
me reducen a pellejo
y todo el jugo me sacan
(La uva)
Si la dejamos se pasa;
si la vendemos se pesa;
si se hace vino se pisa;
si la dejamos se posa.
(La uva)

s son los frutos de las gramíneas como el trigo, el maíz, el arroz, el centeno, la cebada, el mijo, la avena, y el sorgo.


Zorra le dicen, ya ves,
aunque siempre del revés,
se lo come el japonés
y plato muy rico es.
¿Qué es?
(El arroz)
Soy un viejo arrugadito
que si me echan al agua
me pongo gordito.
(El garbanzo)

Lentes chiquitas,
jóvenes o viejas:
si quieres nos tomas
y si no nos dejas.
(Las lentejas)

Si quieres las tomas y si no las dejas,
aunque suelen decir que son comida de viejas.
(Las lentejas)


Con el pelo rojo,
la cara amarilla
y llena de granos,
soy rico alimento
si estoy cocinado.
(El maíz)
No soy ave
pero de mis huevos
se hacen palomitas
para los niños buenos.
(El maíz)

Verde nací,
amarillo me cortaron,
en el molino me molieron
y blanco me amasaron.
(El trigo)
Verde me crié,
rubio me cortaron,
rojo me molieron,
blanco me amasaron.
(El trigo)

Sin mí no tendrías pan,
ni pasteles, ni empanada.
Nazco verde y estoy dorada
por los días de San Juan.
(El trigal / el trigo)


Una señora muy enseñoreada,
con el sombrero verde
y la falda morada
(La berenjena)
Ver, ver, ver,
cierra la puerta y ¡zas!
(Las berzas)

Vive bajo tierra,
muere en la sartén,
sus diez camisitas
llorando se ven.
(La cebolla)
Me abrigo con paños blancos
luzco blanca cabellera
y por causa mía llora,
hasta la misma cocinera.
(La cebolla)

En el campo me crié,
atada con verdes lazos,
y aquel que llora por mí
me está partiendo en pedazos.
(La cebolla)

Fui a la plaza
y las compré bellas,
llegué a mi casa
y lloré con ellas.
(Las cebollas)


Col es parte de mi nombre,
mi apellido es floral,
más si lo quieres saber
a la huerta has de marchar.
(La coliflor)
Col, col, colera;
flor, flor, florera:
si estamos juntas,
¿Qué planta apuntas?
(La coliflor)

Dentro de una vaina voy
y ni espada ni sable soy.
(El guisante)
Soy una loca amarrada
que solo sirvo
para la ensalada.
(La lechuga)

Si te digo: tres, catorce
y, además, digo mentiras,
¿es planta que tú conoces?
(El pimiento)
π
Pi, pi, cantan los pájaros,
miento y digo la verdad;
por muy listo que seas,
creo que no acertarás.
(El pimiento)

Rabo tiene,
raba no
y ya te lo he dicho yo.
(El rábano)

Un palito muy derechito
y en su cabeza un sombrerito.
(La seta)
No toma té, ni toma café,
y está colorado,
dime ¿quién es?
(El tomate)