Página Inicial

Actividades preescolar
Actividades bebes 8 a 18 meses
Actividades Bebes de 0 a 8 meses
Actividades con niños de 18 a 36 meses
Actividades niños preescolar
Cuentos populares
Cuentos por autores: Ines Cuevas
¿Que son las Adivinanzas?
Adivinanzas sobre alimentos
Adivinanzas sobre animales

Desarrollo Físico
Actividad en niños de preescolar
Comparar a tu mi hijo con los demás
Desarrollo psicomotor
Importancia del movimiento en el preescolar
Mi hijo se desarrolla más lentamente
Niño con necesidad especiales

Educación
Como aprenden los niños de preescolar
Desarrolar el lenguaje
Importancia de la Educación Preescolar
Juego en la Educacion Preescolar
Preescolar en la Ley de Educacion
Seguridad para niños

Salud
Alergia a alimentos
Alergia en preescolar
Alimentacion en preescolar
Alimentos prebioticos
Asma : Cuando ir a urgencias
Necesidades nutricionales
Reflujo
Secciones
Buscador interno
Encuestas
Contacto
Politica Privacidad

Salud » Asma : Cuando ir a urgencias

Si su hijo ( o hija) tiene asma, una de sus principales objetivos debería ser evitar las visitas al servicio de Urgencias médicas por problemas respiratorios. Esto es muy sensato, pero es igual de importante saber cuándo es necesario acudir a dicho servicio.

Sabrá tomar mejor esta decisión si consulta esta cuestión con el pediatra de su hijo ( o hija) antes de que éste tenga una crisis grave. Cuando haya hablado sobre este tema con el pediatra, las instrucciones que le dé se deberían incluir en el plan de control del asma de su hijo ( o hija). En este plan deberían figurar las mediciones del medidor de flujo espiratorio máximo, así como los síntomas específicos que podrá utilizar como señales para saber cuándo debe acudir a Urgencias. Si su hijo ( o hija) es lo bastante mayor, él también debería aprender a detectar esas señales importantes.

Algunos de los indicadores generales de que su hijo ( o hija) debería recibir atención medica urgente, sea llevándolo a un servicio de Urgencias o llamando a una ambulancia incluyen:

  • Si se producen cambios en el color de la piel de su hijo ( o hija); es decir, se le ponen los labios o las uñas azulados, morados o grisáceos.
  • Si su hijo ( o hija) tiene dificultades para hablar.
  • Si las áreas que tiene su hijo ( o hija) entre las costillas y/o en la base del cuello se hunden cuando inhala aire (esto recibe el nombre de retracciones).
  • Si su hijo ( o hija) utiliza el medicamento de "rescate" repetidamente, pero los síntomas de la crisis asmática no remiten transcurridos 5 o 10 minutos o reaparecen rápidamente.
  • Si la lectura del medidor de flujo espiratorio máximo no llega al 50% y no mejora con la medicación.

Ir a Urgencias

El hecho de planificar las cosas con antelación puede hacer que las visitas al servicio de Urgencias sean menos estresantes para usted y para su hijo ( o hija). He aquí algunas formas de facilitar las cosas:

  • Infórmese sobre la ubicación del servicio de Urgencias más cercano. Si hay un hospital o clínica infantil cerca de su casa, diríjase allí y tenga a mano su dirección y su número de teléfono (los puede a notar en el plan de control del asma de su hijo ( o hija)).
  • Si tiene más hijo ( o hija)s, organice las cosas para que un familiar, un amigo u otra persona de confianza puedan hacerles de canguro en una situación de emergencia. No permita que el hecho de no disponer de canguro retrase la visita a Urgencias. Siempre podrá pedirle a alguien que se acerque al hospital a recoger a sus otros hijo ( o hija)s.
  • Lleve encima una copia del plan de control del asma de su hijo ( o hija) o una nota con los nombres y las dosis de cualquier medicamento que tome su hijo ( o hija) para que el personal médico de Urgencias pueda ser convenientemente informado.


Evitar las visitas a Urgencias

Un asma bien controlado es muy raro que ponga en peligro la vida de un niño. En las contadas ocasiones en que una persona ha fallecido a causa del asma, suele deberse a que no se había tomado la medicación que le recetó el médico y había tenido una historia de crisis asmáticas graves y repetidas visitas al servicio de Urgencias. Si usted y su hijo ( o hija) se toman el asma en serio y se esfuerzan en controlarlo, tendrán menos probabilidades de necesitar ir a Urgencias.

Aquí tiene algunos pasos que debería seguir:

Siga el plan de control del asma de su hijo ( o hija)

Es importante que controle el asma de su hijo ( o hija) siguiendo el plan escrito que le habrá entregado el médico. Este plan debería resumir el tratamiento diario de su hijo ( o hija), indicar de qué síntomas debería estar pendiente y facilitarle instrucciones paso a paso sobre qué debe hacer cuando su hijo ( o hija) tenga una crisis.

Ayude a su hijo ( o hija) a evitar los desencadenantes

El pediatra de su hijo ( o hija) debería ayudarle a identificar los desencadenantes que pueden provocarle una crisis asmática. Éstos pueden incluir los animales, los ácaros del polvo, el moho, el humo del tabaco, el aire frío, el ejercicio físico y las infecciones.

Asegúrese de que su hijo ( o hija) se toma el medicamento "de control"

Su hijo ( o hija) debería tomarse este medicamento siguiendo las indicaciones del pediatra, incluso cuando se encuentre estupendamente. Saltarse alguna toma del medicamento "de control" puede hacer que los pulmones se inflamen más, lo que puede provocar una disminución de la función pulmonar. (Esto puede ocurrir sin que su hijo ( o hija) presente ningún síntoma). Además, puede hacer a su hijo ( o hija) más proclive a tener crisis asmáticas más frecuentes y más graves.

Asegúrese de que su hijo ( o hija) lleva siempre encima el medicamento "de rescate"

Muchos niños tienen que ir a Urgencias sólo porque no llevaban encima el medicamento "de rescate". Su hijo ( o hija) debería tener siempre a mano el inhalador.

Implique a su hijo ( o hija) en el plan de control del asma

En cuanto su hijo ( o hija) sea lo bastante mayor, asegúrese de que entiende el plan de control del asma y la importancia de seguirlo al pie de la letra. Algunos niños con asma, y sobre todo los adolescentes, se resisten a tomarse el medicamento "de control" y, en lugar de ello, confían sólo en el medicamento "de rescate" para tratarse cuando creen que lo necesitan. Esto nunca es una buena idea y aumentará las probabilidades de que su hijo ( o hija) necesite atención médica urgente.

Sepa detectar los primeros signos de una crisis asmática

El asma de cada niño es distinta. Algunos niños tosen sólo por las noches, mientras que otros pueden tener una crisis cada vez que se acatarran o que hacen ejercicio al aire libre. Conozca bien las características del asma de su hijo ( o hija) y fíjese en lo que le ocurre antes de que presente una crisis para poder detectar los primeros signos de alarma. Estos signos no implican que, con toda seguridad, su hijo ( o hija) vaya a tener una crisis, pero pueden ayudarle a planificar las cosas con antelación.

El medidor de flujo espiratorio máximo es in instrumento de gran utilidad para determinar si se está preparando una crisis. El pediatra de su hijo ( o hija) le indicará cuál es el intervalo de normalidad para que pueda saber cuándo la capacidad respiratoria de su hijo ( o hija) no alcanza el mínimo aceptable.

Los primeros signos de alarma también pueden incluir:

  • tos, aunque su hijo ( o hija) no esté acatarrado
  • opresión de pecho
  • carraspeo
  • respiración rápida o irregular
  • incapacidad para quedarse quieto de pie o sentado
  • fatiga inusual
  • sueño inquieto

Mantenga una buena comunicación con el pediatra de su hijo ( o hija)

No dude en llamar al pediatra de su hijo ( o hija) ante el primer signo de una crisis asmática si hay algo que le preocupa. Planificando las cosas con antelación y anticipándose podrá evitar que los síntomas de su hijo ( o hija) empeoren y podrá llevar a su hijo ( o hija) a la consulta del pediatra en vez de a Urgencias.